Liga BBVA: previa del Real Madrid – Valencia

Liga BBVA: previa del Real Madrid – Valencia

Aparte de por el gran partido que es en sí mismo un Real Madrid – Valencia, el de esta noche, correspondiente a la jornada 14 de la Liga BBVA, resulta aún más interesante para comprobar varias cuestiones:

La primera es ver como reaccionará el estadio con sus jugadores, después del partido del Camp Nou. Si bien hay muchos que gozan de un estatus mayoritariamente favorable para la afición, hay otros -caso de Benzema o de Marcelo- que no son del gusto de todos y puede que si el partido no discurre por los cauces convenientes al equipo de Chamartín comience el run-run y los pitos, lo que puede perjudicar aún más a unos jugadores tocados anímicamente.

Bencema en el punto de mira

Otra cuestión será la referente al entrenador. Mourinho suele entrar como elefante en cacharrería antes, durante y después de cada partido de fútbol que juega su equipo. La excepción fue el partido contra el Barcelona, donde estuvo más humilde y callado que de costumbre. Todos sabemos como acabó la historia. Pero una vez pasado ese mal trago ha vuelto por sus fueros, mostrando esa altivez («hay un reglamento para mí y otro para el resto de entrenadores») que tanto molesta a unos como agrada a otros. ¿Cómo le recibirá su propio público?

Relacionado con lo anterior va lo que sigue. Mourinho es una persona muy inteligente y cuando pidió otro delantero era precisamente por si ocurría lo que finalmente ha ocurrido. Se ha lesionado el «Pipita» y su único recambio real, sin cambiar de sistema, es un ápatico francés cuyo rendimiento y cotización en el mercado bajan conforme más partidos juega. Todo el mundo da por hecho o intuye que Benzema puede ser un gran jugador, pero igual Benzema es un gran jugador que no vale para el Madrid, como Ibrahimovic era otro que no funcionó en el Barcelona. Tiene el francés una de sus últimas oportunidades antes de que Tito Floren se rasque el bolsillo en Navidad y cual Rey Mago, traiga a su entrenador uno de esos delanteros que ha puesto en su carta.

Pero no todo es el Madrid. También apetece ver a un equipo ché que se ha rehecho tras la marcha de Silva y Villa firmando a dos buenos delanteros, Aduriz y Soldado, dando la batuta a un cada día más asentado Banega y encomendando la inventiva en el ataque a uno de esos «pequeñitos» de la Selección: Juan Mata. Si la defensa acompañara (vaya negocio ruinoso han hecho en mi opinión vendiendo, casi regalando, a Marchena al Villareal) no habría duda de si el equipo acabará clasificandose para la Champions del año que viene.

Sin Comentarios

Deja tu comentario